El decidir vivir la ley del diezmo será una gran bendición a lo largo de tu vida. El diezmo es una décima parte de tus ingresos. Para poder entrar al templo, debes pagar un diezmo íntegro.

Traed todos los diezmos al alfolí… y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10

El pago del diezmo es un privilegio sagrado. Al pagar el diezmo, demuestras gratitud por todo lo que Dios te ha dado y le devuelves una parte de lo que has recibido. El diezmo se utiliza para construir templos y centros de reuniones, para traducir y publicar las Escrituras, para realizar la obra misional y de historia familiar y, de otras formas, edificar el reino de Dios en la tierra.  Tu actitud es importante en el pago del diezmo. Págalo porque amas al Señor y tienes fe en Él; págalo de buena gana con un corazón agradecido; págalo en primer lugar, aun cuando pienses que no tienes el dinero suficiente para cubrir otras necesidades. El hacerlo te servirá para desarrollar mayor fe, vencer el egoísmo y ser más receptivo al Espíritu.

  
$
Dollars
Cents

Total Money: $ 0.00

Go to top