Agradecimiento Diezmos y Ofrendas

Estimado Herman@

Muchas gracias por enviarnos tu Diezmo, Ofrenda o pacto. Oramos declarando prosperidad integral en tu vida, asi mismo sabemos que la palabra que cuando tu traes todos los diezmos al alfolí habra alimento en tu casa; y Jehova os abriré las ventanas de los cielos, y derramará sobre ti bendiciones sobreabundes. (Malaquias 3:10)

Diezmar y ofrendar son actos de adoración a Dios, en los que ocurren grandes cosas. Al cumplir con estos principios, revelas tu corazón, y te pones en posición para recibir las bendiciones correspondientes a tu obediencia en estas áreas.

Todo el universo opera basado en ciclos. Las mujeres tienen su ciclo mensual, la lluvia pasa por un ciclo; Dios creó el mundo basado en ciclos para asegurar su continuidad. Cuando uno de esos ciclos se desequilibra, se crean grandes conflictos.

Cuando diezmas y ofrendas entras en el ciclo de libertad financiera que Dios intencionó para ti. Diezmas de lo que recibes de parte de Dios. Pero si recibes, y no diezmas, te sales de ese ciclo.

La razón principal de diezmar y ofrendar no es darle dinero a los ministerios para que continúen funcionando; ese es el resultado. Cuando pensamos que esta es la razón principal, perdemos de vista lo que Dios quiere hacer en la vida de la persona que está diezmando. Si crees que la razón de ser de tus diezmos y ofrendas es que el ministerio continúe, al realizarse la continuidad del ministerio, se acabarían los beneficios de estos principios en tu vida.

 

Atentamente

Pastor Edgar Ordoñez